Inseminación artificial

Técnica de reproducción asistida que ayuda a que se consiga la fecundación del óvulo de forma natural directamente en el útero de la mujer.

¿ En qué consiste?

La técnica de Inseminación paso a paso

La inseminación artificial es una técnica de Reproducción asistida a través de la cual se deposita el semen del cónyuge, o bien de un donante, en el útero de la mujer con el fin de que el óvulo fecunde como lo haría de forma natural.

Este método está recomendado en situaciones como:

  • Mujer sin pareja que desea ser madre.
  • Mujer con problemas de cuello de útero que dificulte la fecundación natural.
  • Parejas donde alguno de los miembros tenga alguna enfermedad genética transmisible.
  • Parejas donde el hombre presente alguna alteración espermática leve y/o moderada.
  • Pareja de mujeres homosexuales que desean concebir un hijo.
Inseminación Artificial

Pasos a seguir durante el tratamiento

¿ En qué consiste?

La técnica de Inseminación paso a paso

La inseminación artificial es una técnica de Reproducción asistida a través de la cual se deposita el semen del cónyuge, o bien de un donante, en el útero de la mujer con el fin de que el óvulo fecunde como lo haría de forma natural.

Este método está recomendado en situaciones como:

  • Mujer sin pareja que desea ser madre.
  • Mujer con problemas de cuello de útero que dificulte la fecundación natural.
  • Parejas donde alguno de los miembros tenga alguna enfermedad genética transmisible.
  • Parejas donde el hombre presente alguna alteración espermática leve y/o moderada.
  • Pareja de mujeres homosexuales que desean concebir un hijo.
Inseminación Artificial

Pasos a seguir durante el tratamiento

Primera Fase

Preparación previa

Estimulación ovárica

Capacitación espermática

doctorp

Estimulación ovárica

esperma

Capacitación espermática

En la fase inicial del proceso, tras estudio previo por parte de los profesionales ginecólogos, se realiza un tratamiento en la mujer con el fin de generar la estimulación ovárica necesaria a fin de conseguir que la inseminación sea exitosa. Antes de ello, se controla durante 21 días su menstruación para actuar en la fase correcta.

El tratamiento hormonal se realiza a través de inyecciones durante 10-12 días. Es una estimulación ovárica más moderada que en la Fecundación in Vitro, a fin de evitar embarazos múltiples. Durante este periodo se controla la evolución de la ovulación cada 3-4 días mediante ecografía. Una vez completado este paso, se recoge la muestra de semen de la otra parte de la pareja (o del donante en casos donde no exista pareja masculina) para realizar la inseminación.

En la fase inicial del proceso, tras estudio previo por parte de los profesionales ginecólogos, se realiza un tratamiento en la mujer con el fin de generar la estimulación ovárica necesaria a fin de conseguir que la inseminación sea exitosa. Antes de ello, se controla durante 21 días su menstruación para actuar en la fase correcta.

El tratamiento hormonal se realiza a través de inyecciones durante 10-12 días. Es una estimulación ovárica más moderada que en la Fecundación in Vitro, a fin de evitar embarazos múltiples. Durante este periodo se controla la evolución de la ovulación cada 3-4 días mediante ecografía. Una vez completado este paso, se recoge la muestra de semen de la otra parte de la pareja (o del donante en casos donde no exista pareja masculina) para realizar la inseminación.

El procedimiento a realizar en el caso del esperma, cuando se trata del cónyuge -tras el estudio previo por parte de los especialistas de andrología- es el del estudio REM (recuento de espermatozoides móviles) y la capacitación espermática de la muestra obtenida, para preparar la selección que se transferirá al útero de la mujer en la inseminación.

Cuando la IA se realiza con esperma de donante, tras recibir la muestra de éste, únicamente se descongela y realiza la capacitación espermática, ya que el REM ha sido realizado previamente a la conservación de estos gametos. En dicho proceso, se prepara y mejora la calidad espermática de la muestra, es decir, se somete a los espermatozoides a un cambio fisiológico similar al que sufre de forma natural para que obtenga la máxima capacidad de fecundar al óvulo.

El procedimiento a realizar en el caso del esperma, cuando se trata del cónyuge -tras el estudio previo por parte de los especialistas de andrología- es el del estudio REM (recuento de espermatozoides móviles) y la capacitación espermática de la muestra obtenida, para preparar la selección que se transferirá al útero de la mujer en la inseminación.

Cuando la IA se realiza con esperma de donante, tras recibir la muestra de éste, únicamente se descongela y realiza la capacitación espermática, ya que el REM ha sido realizado previamente a la conservación de estos gametos. En dicho proceso, se prepara y mejora la calidad espermática de la muestra, es decir, se somete a los espermatozoides a un cambio fisiológico similar al que sufre de forma natural para que obtenga la máxima capacidad de fecundar al óvulo.

Segunda Fase

Proceso de inseminación artificial

Inseminación a la paciente

bajafecundacion

Inseminación a la paciente

Una vez realizados los tratamientos previos, la inseminación se lleva a cabo por un especialista en ginecología. A través de una cánula, justo antes de que se produzca la ovulación en la paciente, se transfiere unos 0.5mm de la muestra del esperma -capacitada previamente y tratada en el laboratorio- directamente en el útero, vía vaginal. Este proceso es indoloro y no requiere de anestesia. Además, se realiza de forma segura ya que la IA en todo momento está siendo controlada por control ecográfico.

Después de la inseminación, se administra progesterona de forma oral o vaginal, con el fin de facilitar que el embrión se desarrolle y ayudar a mantener el embarazo en caso de que se produzca.

Una vez realizados los tratamientos previos, la inseminación se lleva a cabo por un especialista en ginecología. A través de una cánula, justo antes de que se produzca la ovulación en la paciente, se transfiere unos 0.5mm de la muestra del esperma -capacitada previamente y tratada en el laboratorio- directamente en el útero, vía vaginal. Este proceso es indoloro y no requiere de anestesia. Además, se realiza de forma segura ya que la IA en todo momento está siendo controlada por control ecográfico.

Después de la inseminación, se administra progesterona de forma oral o vaginal, con el fin de facilitar que el embrión se desarrolle y ayudar a mantener el embarazo en caso de que se produzca.

Tercera Fase

Control de los resultados y embarazo

Recomendaciones tras la IA

ecografia

Control ecográfico
rutinario

embarazo

Recomendaciones tras la IA

ecografia

Control ecográfico
rutinario

Al realizarse la inseminación, la paciente solo tiene que permanecer en la mesa de quirófano unos 15-20 minutos sin movimiento. Tras ello, puede irse a casa. La única premisa es que durante las 24 horas siguientes no tenga relaciones sexuales ni realice baños de inmersión como puede ser en bañera, playa o piscina. Además, se recomienda no realizar actividades de esfuerzo ni largas caminatas. Una vez pasado ese día, ya puede llevar una vida completamente normal. Pueden existir excepciones, dependiendo del caso puede que su especialista le recomiende alguna pauta en cuestión para no poner en riesgo su embarazo.

Como efectos secundarios, quizá aparezca algún sangrado leve o dolor e hinchazón de barriga, entre otros. Es algo común y completamente normal, y suele desaparecer al segundo o tercer día de la intervención. Si ocurriese algún síntoma mayor, se recomienda acudir a su ginecólogo lo antes posible.

Al realizarse la inseminación, la paciente solo tiene que permanecer en la mesa de quirófano unos 15-20 minutos sin movimiento. Tras ello, puede irse a casa. La única premisa es que durante las 24 horas siguientes no tenga relaciones sexuales ni realice baños de inmersión como puede ser en bañera, playa o piscina. Además, se recomienda no realizar actividades de esfuerzo ni largas caminatas. Una vez pasado ese día, ya puede llevar una vida completamente normal. Pueden existir excepciones, dependiendo del caso puede que su especialista le recomiende alguna pauta en cuestión para no poner en riesgo su embarazo.

Como efectos secundarios, quizá aparezca algún sangrado leve o dolor e hinchazón de barriga, entre otros. Es algo común y completamente normal, y suele desaparecer al segundo o tercer día de la intervención. Si ocurriese algún síntoma mayor, se recomienda acudir a su ginecólogo lo antes posible.

Consigue tu embarazo, en Clínica Bau te ayudamos

Solicita cita previa

Solicitar una cita en clínica BAU
Llámanos al 957 49 20 49 o utiliza nuestro formulario

Solicite cita con nosotros

Cita Online