Cirugía ginecológica

En el año 2003, nuestro centro inauguró su primera sala de quirófanos en las propias instalaciones de la Clínica. Disponemos de equipamiento dotado con la última tecnología en cirugía laparoscópica e histeroscópica.

 

Cirugía laparoscópica avanzada

Contamos con las herramientas más avanzadas en el ámbito quirúrgico-ginecológico.

Gracias a los avances tecnológicos en las intervenciones quirúrgicas, la cirugía laparoscópica se posiciona hoy en día como el mejor método para realizar operaciones en la zona abdominal que antes solo eran posibles a través de la cirugía convencional. Este sistema quirúrgico tiene una serie de ventajas para el paciente, tanto en quirófano como en el periodo de recuperación.

En nuestro centro realizamos este tipo de cirugía para la mayoría de problemas ginecológicos que precisan ser intervenidos. Al realizarse mediante laparoscopia, con esta técnica se evitan grandes incisiones por lo que la recuperación es más rápida y se reduce al mínimo el riesgo de infecciones.

Cirugía laparoscópica avanzada

Contamos con las herramientas más avanzadas en el ámbito quirúrgico-ginecológico

Gracias a los avances tecnológicos en las intervenciones quirúrgicas, la cirugía laparoscópica se posiciona hoy en día como el mejor método para realizar operaciones en la zona abdominal que antes solo eran posibles a través de la cirugía convencional. Este sistema quirúrgico tiene una serie de ventajas para el paciente, tanto en quirófano como en el periodo de recuperación.

En nuestro centro realizamos este tipo de cirugía para la mayoría de problemas ginecológicos que precisan ser intervenidos. Al realizarse mediante laparoscopia, con esta técnica se evitan grandes incisiones por lo que la recuperación es más rápida y se reduce al mínimo el riesgo de infecciones.

Conoce nuestros métodos quirúrgicos

Utilizamos las técnicas no invasivas más avanzadas en nuestras intervenciones

En Clínica Bau, siempre con el afán de prestar el mejor servicio, disponemos de quirófanos dotados con la última tecnología en cirugía laparoscópica e histeroscópica, realizando casi la totalidad de nuestras intervenciones con estas técnicas. Somos la única clínica ginecológica privada en Córdoba con quirófanos propios y adaptados para este tipo de intervenciones.

El uso de estos métodos quirúrgicos no invasivos en la mayoría de las intervenciones ginecológicas, plásticas y proctológicas que se llevan a cabo en nuestra clínica, favorece la recuperación del paciente reduciendo su tiempo de convalecencia. Normalmente no se necesita más de medio de ingreso postoperatorio tras estas cirugías. Al disponer de habitaciones adaptadas, se puede permanecer en nuestro centro hasta la recuperación post-quirúrgica.

 

Conoce nuestros métodos quirúrgicos

Utilizamos las técnicas no invasivas más avanzadas en nuestras intervenciones

En Clínica Bau, siempre con el afán de prestar el mejor servicio, disponemos de quirófanos dotados con la última tecnología en cirugía laparoscópica e histeroscópica, realizando casi la totalidad de nuestras intervenciones con estas técnicas. Somos la única clínica ginecológica privada en Córdoba con quirófanos propios y adaptados para este tipo de intervenciones.

El uso de estos métodos quirúrgicos no invasivos en la mayoría de las intervenciones ginecológicas, plásticas y proctológicas que se llevan a cabo en nuestra clínica, favorece la recuperación del paciente reduciendo su tiempo de convalecencia. Normalmente no se necesita más de medio de ingreso postoperatorio tras estas cirugías. Al disponer de habitaciones adaptadas, se puede permanecer en nuestro centro hasta la recuperación post-quirúrgica.

 

Campaña prevención

Cáncer de mama

No existe una manera segura de prevenir el cáncer de seno, no obstante, en Clínica Bau tomamos las medidas necesarias para reducir su riesgo. Pide cita sin compromiso.

Métodos avanzados de Cirugía

Disponemos de las técnicas más avanzadas en procedimientos de diagnóstico y cirugía ginecológicos

Métodos avanzados de Cirugía

Disponemos de las técnicas más avanzadas en procedimientos de diagnóstico y cirugía ginecológicos

Cirugía Laparoscópica

La laparoscopia, también conocida como celioscopia, permiten observar los órganos internos de la zona genital y abdominal gracias a un endoscopio (pequeño tubo flexible con una cámara de vídeo en su extremo). A través de esta técnica, mínimamente invasiva, se consiguen realizar intervenciones para solucionar o detectar numerosos problemas ginecológicos, como pueden ser:

 

Incontinencias urinarias

  • Incontinencia de esfuerzo.
  • Incontinencia de urgencias.
  • Incontinencia mixtas.

Prolapsos viscerales.

  • Cistocele: descenso de la vejiga.
  • Rectocele: descenso del recto sobre la parte posterior de la vagina.
  • Prolapso uterino: se produce cuando el útero desciende hacia la vagina.

Disfunciones sexuales

  • Vaginismo: Espasmo muscular involuntario de la musculatura que rodea la vagina al intentar el coito y que imposibilita la penetración.
  • Dispareunia: Dolor durante el coito, puede ser superficial, medio o profundo.
  • Anorgasmia: Ausencia o deficiencia de orgasmo durante el acto sexual.

Síndrome de micción no coordinada

Dolor pélvico crónico

Neuropatía del Nervio Pudendo 

Cirugía Laparoscópica

La laparoscopia, también conocida como celioscopia, permiten observar los órganos internos de la zona genital y abdominal gracias a un endoscopio (pequeño tubo flexible con una cámara de vídeo en su extremo). A través de esta técnica, mínimamente invasiva, se consiguen realizar intervenciones para solucionar o detectar numerosos problemas ginecológicos, como pueden ser:

Incontinencias urinarias

  • Incontinencia de esfuerzo.
  • Incontinencia de urgencias.
  • Incontinencia mixtas.

Prolapsos viscerales.

  • Cistocele: descenso de la vejiga.
  • Rectocele: descenso del recto sobre la parte posterior de la vagina.
  • Prolapso uterino: se produce cuando el útero desciende hacia la vagina.

Disfunciones sexuales

  • Vaginismo: Espasmo muscular involuntario de la musculatura que rodea la vagina al intentar el coito y que imposibilita la penetración.
  • Dispareunia: Dolor durante el coito, puede ser superficial, medio o profundo.
  • Anorgasmia: Ausencia o deficiencia de orgasmo durante el acto sexual.

Síndrome de micción no coordinada

Dolor pélvico crónico

Neuropatía del Nervio Pudendo 

Histeroscopia quirúrgica y diagnóstica

Técnica ginecológica de exploración intrauterina. Mediante una cánula especial, el histeroscopio, que contiene una cámara de vídeo en su extremo, el especialista médico puede visualizar y estudiar el útero y el cuello uterino para comprobar la posible existencia de alguna patología. En algunos casos además es posible, según la complejidad de la patología si la hubiera, corregir el problema en la misma operación sin necesidad de volver a intervenir.

Se distinguen dos tipos de histeroscopia:

Histeroscopia quirúrgica

En este caso, el procedimiento de histeroscopia abarca no sólo la observación diágnostica, ya que se realiza para dar solución a problemas ginecológicos mayores como puede ser la retirada de miomas. Para ello se puede recurrir a sedación completa, aunque el procedimiento no deja de ser mínimamente invasivo.

Histeroscopia diagnóstica:

En este caso se recurre a la histeroscopia simplemente para diagnosticar alguna patología o problema en la cavidad uterina. Se trata de un proceso ambulatorio rápido y sencillo.

En general, la histeroscopia de ambos tipos es un procedimiento sencillo, que no suele superar los 30-40 minutos de duración, y que en la mayoría de los casos no precisa de ingreso hospitalario para su recuperación.

Las patologías más comunes en las que suele aplicarse esta técnica son:

Endometritis o inflamación del endometrio

Miomas y pólipos uterinos

Para estudios de infertilidad y esterilidad ante abortos de repetición

Metrorragias o alteraciones importantes en la regla

Estudiar y/o corregir malformaciones en la cavidad uterina.

Histeroscopia quirúrgica y diagnóstica

Técnica ginecológica de exploración intrauterina. Mediante una cánula especial, el histeroscopio, que contiene una cámara de vídeo en su extremo, el especialista médico puede visualizar y estudiar el útero y el cuello uterino para comprobar la posible existencia de alguna patología. En algunos casos además es posible, según la complejidad de la patología si la hubiera, corregir el problema en la misma operación sin necesidad de volver a intervenir.

Se distinguen dos tipos de histeroscopia:

Histeroscopia quirúrgica

En este caso, el procedimiento de histeroscopia abarca no sólo la observación diagnóstica, ya que se realiza para dar solución a problemas ginecológicos mayores como puede ser la retirada de miomas. Para ello se puede recurrir a sedación completa, aunque el procedimiento no deja de ser mínimamente invasivo.

Histeroscopia diagnóstica:

En este caso se recurre a la histeroscopia simplemente para diagnosticar alguna patología o problema en la cavidad uterina. Se trata de un proceso ambulatorio rápido y sencillo.

En general, la histeroscopia de ambos tipos es un procedimiento sencillo, que no suele superar los 30-40 minutos de duración, y que en la mayoría de los casos no precisa de ingreso hospitalario para su recuperación.

Las patologías más comunes en las que suele aplicarse esta técnica son:

Endometritis o inflamación del endometrio

Miomas y pólipos uterinos

Para estudios de infertilidad y esterilidad ante abortos de repetición

Metrorragias o alteraciones importantes en la regla

Estudiar y/o corregir malformaciones en la cavidad uterina.

Intervenciones más frecuentes

Adaptados a cada paciente, con un diagnóstico exhaustivo

Transposición ovárica

Técnica que suele realizarse mediante laparoscopia, en la que se desplazan los ovarios en pacientes que reciban radioterapia, con el fin de que no reciban irradiación y se vean afectados posteriormente.

Consulta al especialista

Conización cuello uterino

También conocida como biopsia en cono, se trata de una intervención sencilla mediante la cual se extrae una muestra de tejido en forma de cono del cuello uterino, para analizarla posteriormente ante la sospecha de presencia de cáncer.

Consulta al especialista

Quiste ovárico o vaginal

Extirpación mediante laparoscopio a través de una mínima incisión en el abdomen, de quistes benignos en los ovarios o la zona intravaginal.

Consulta al especialista

Histerectomía laparoscópica

Intervención mínimamente invasiva (por laparoscopia), a través de la cual se extirpa el útero o alguno de los tejidos que lo componen porque estén afectados por alguna patología grave, como pueden ser tumores.

 

Consulta al especialista

Anexectomía

Intervención laparoscópica mediante la cual se reseccionan los ovarios y las trompas de Falopio. Puede ser unilateral cuando se retiran los de un solo lado, o bilateral cuando se retiran los de ambos.

 

Consulta al especialista

Legrado

Procedimiento mediante el cual se extrae tejido del útero para diagnosticar o tratar enfermedades del mismo. También se puede llevar a cabo para raspar las paredes de esta cavidad como limpiado después de un aborto.

 

Consulta al especialista

Endometrectomía quirúrgica

En esta intervención, que se realiza a través de histeroscopia, se intenta eliminar el endometrio o gran parte de éste con el fin de evitar sangrados de regla abundantes y otros problemas derivados.

Consulta al especialista

Polipectomía

Intervención para extirpar pólipos benignos o cancerosos del útero o el endometrio. Se lleva a cabo a través de histeroscopio, siendo así mínimamente invasiva.

Consulta al especialista

Salpingectomía

Extirpación de una (unilateral) o ambas (bilateral) trompas de Falopio.

Consulta al especialista

Intervenciones más frecuentes

Adaptados a cada paciente, con un diagnóstico exhaustivo

Transposición ovárica

Técnica mediante laparoscopia en la que se desplazan los ovarios en pacientes que reciban radioterapia, con el fin de que no reciban irradiación y se vean afectados posteriormente.

Consulta al especialista

Conización cuello uterino

Intervención sencilla mediante la cual se extrae una muestra de tejido en forma de cono del cuello uterino, para analizarla posteriormente ante la sospecha de presencia de cáncer.

Consulta al especialista

Quiste ovárico o vaginal

Extirpación mediante laparoscopio a través de una mínima incisión en el abdomen, de quistes benignos en los ovarios o la zona intravaginal.

Consulta al especialista

Histerectomía laparoscópica

Intervención mínimamente invasiva (por laparoscopia), en la que se extirpa el útero o alguno de sus tejidos porque estén afectados por alguna patología grave, como pueden ser tumores.

Consulta al especialista

Anexectomía

Intervención laparoscópica mediante la cual se reseccionan los ovarios y las trompas de Falopio. Puede ser unilateral cuando se retiran los de un solo lado, o bilateral (ambos).

Consulta al especialista

Legrado

Procedimiento médicol en el que se extrae tejido del útero para diagnosticar o tratar enfermedades del mismo, o para raspar las paredes de esta cavidad como limpiado después de un aborto.

Consulta al especialista

Endometrectomía quirúrgica

Intervención con histeroscopia para eliminar el endometrio o gran parte de éste con el fin de evitar sangrados de regla abundantes y otros problemas derivados.

Consulta al especialista

Polipectomía

Intervención para extirpar pólipos benignos o cancerosos del útero o el endometrio. Se lleva a cabo a través de histeroscopio, siendo así mínimamente invasiva.

Consulta al especialista

Salpingectomía

Extirpación de una (unilateral) o ambas (bilateral) trompas de Falopio.

Consulta al especialista

En Clínica BAU queremos ayudarte a cumplir tus sueños, por eso ponemos a tu disposición un servicio de financiación.

Más información sobre financiación

Solicitar una cita en clínica BAU
Llámanos al 957 49 20 49 o utiliza nuestro formulario

Solicite cita con nosotros

Cita Online